MENTES-CIENCIA

Localización del Area Parahipocampal de Lugar (Russell Epsteinet al.)

Parahippocampal_gyrus_animation_small

Conocer la naturaleza de las alucinaciones es una de las asignaturas pendientes de la neurociencia. De cuando en cuando, el estudio con pacientes epilépticos arroja alguna pista sobre el papel que pueden tener determinadas áreas del cerebro en estas recreaciones y qué neuronas están implicadas. El último caso se acaba de publicar en la revista The Journal of Neuroscience, un trabajo en el que los investigadores documentan lo ocurrido a un paciente de 22 años al que la simple estimulación de un área muy concreta del cerebro le hace trasladarse a los escenarios de su vida cotidiana.

f18339bb0c14d4ce7b9040cf36f2ffac epilepsia ed2124db8bd8e6ccafa34defe1157a24

Los autores del trabajo relatan el caso de un joven al que iban a operar de un foco epiléptico aparecido cuando tenía 10 años a partir de una inflamación cerebral provocada por el virus del Nilo occidental. El sujeto experimentaba una serie de ataques precedidos siempre por una intensa sensación de déjà vu (de haber vivido antes la experiencia que está contemplando), pero nunca había tenido alucinaciones.

e67a2cb55ee98d1e160b68f7ba0a4f42 e5c69e06100a2994ed6b9c43cef9c32a c1f36075e270cab4cbfe69810eee3e4f

[Te interesa: Lo que el mundo le debe a los pacientes epilépticos]

Electrodos subdurales vistos en rayos X (Universidad de Arrizona)

Nuestro conocimiento del cerebro, como el del resto de la anatomía humana, lo hemos adquirido de forma un poco accidentada. Los primeros datos se obtuvieron hace un par de milenios a las bravas, cuando Herófilo de Calcedonia (335 a. C. – 280 a. C.) describió por primera vez las venas del cerebro gracias a las vivisecciones que practicaba a criminales y esclavos condenados a muerte. Para que se entienda mejor: les abría la cabeza en vivo y veía lo que había dentro.

1fa5fff3fdfb39b4ccb611097cb72275 ba5f06d0b257ef81e08cbf51f76d0a4e 1430382636f988780f0c076ff0867e53 7917840bf73e306dd6d2d36f83a6c0a3

Como el método de Herófilo resultó un poco gore incluso para sus coetáneos, los conocimientos sobre el encéfalo fueron avanzando a trompicones hasta el siglo XIX. Aunque ahora nos parezca un poco tosco, muchos de los principales hallazgos se hicieron por descarte, es decir, si alguien se clavaba una barra de hierro en el lóbulo frontal y cambiaba de personalidad, se describía cierta función de ese área, o si determinados pacientes perdían la facultad del habla, se hacía un estudio post-mortem para localizar la zona que todos tenían lesionada.

800px-Gray727_parahippocampal_gyrus 697px-Hippocampus_(brain)

Las formas tampoco mejoraron mucho con la llegada del siglo XX, y el método de ensayo-error seguía siendo la norma. Al cirujano António Egas Moniz le dieron un premio Nobel por inventar la lobotomía, método que consistía en lesionar el lóbulo frontal de los pacientes psiquiátricos y que tuvo su máxima expresión cuando el médico Walter Freeman recorrió EEUU lesionando con un punzón de picar hielo el cerebro de todo el que encontraba a su paso.

600px-Gehirn,_basal_-_beschriftet_lat.svg 07e5dcbe2f84d02252234fc8acc1ad2b

hallucinations

Áreas estimuladas al paciente del estudio (Mégevand P et al., Journal of Neuroscience )

Los escáneres cerebrales previos a la intervención mostraron una zona de su cerebro aparentemente encogida, cerca del hipocampo, el núcleo cerebral clave en la fijación de recuerdos. El daño en el cerebro del paciente que provocaba los ataques parecía estar, en principio, en una zona conocida como Área Parahipocampal de Lugar (PPA), fuertemente implicada en el reconocimiento de escenas y lugares. Cuando los médicos le enseñaban la fotografía de una casa, por ejemplo, el PPA del paciente se iluminaba en las imágenes de resonancia magnética funcional, indicando un aumento de la actividad (las zonas amarilla indican una mayor actividad que las rojas).

074e64c3fea53c93bbb6b3242d1879fc

Para localizar con exactitud el área que desataba los ataques, los médicos llevaron a cabo el procedimiento habitual. Colocaron una manta de electrodos sobre el cerebro del paciente y estimularon eléctricamente la zona para comprobar si desataba un ataque epiléptico. Lo curioso de este caso es que, en lugar de desatar un déjà vu como sucedía en condiciones normales, el paciente comenzaba a experimentar una alucinación en la que todo lo que le rodeaba se convertía en algo relacionado con su vida diaria. En uno de las ocasiones, por ejemplo, los médicos se convirtieron- para él – en los italianos que atienden una pizzería cerca de su casa. Tocando otro grupo de neuronas cercanas, el paciente se trasladaba de repente a la estación en la que coge el metro habitualmente.

679f1976c62c3779dddeb805cbb0ab8a

[Te puede interesar: Hola, soy tu cerebro y quiero que te amputes la pierna]

Chloe Jennings-White tiene 58 años y quiere perder las piernas. Desde hace años trata de encontrar una manera de lesionarse y ahora busca un cirujano que le ayude a realizar su sueño, quedarse sin movilidad en las extremidades inferiores. Su deseo de ser paralítica llega al extremo de que se desplaza en una silla de ruedas y vive como si estuviera impedida. De pequeña, explica esta ciudadana de Utah (EEUU), sentía celos de los niños minusválidos y de una tía que necesitó una prótesis tras sufrir un accidente de bicicleta.

6e435870eaf177eb008e4c84e0347b6d 14e626b32a887ec03516c914053090c6

El problema de Chloe está en su cerebro. Sufre lo que se conoce como un “Trastorno de Identidad de la Integridad Corporal, conocido a veces como apotemnofilia y otras por sus siglas en inglés BIID (Body Integrity Identity Disorder). Su caso, que saltó hace unos días a la fama, es una de las expresiones de este trastorno, aunque la mayoría de los afectados no quieren perder la movilidad, sino que buscan directamente que se les amputen ese miembro que su cerebro rechaza como extraño.

1f1346932508b0fa0d542c36f203be92 6dc913fd77c17a5fe2c30229259bb555 25e623a8940350c855c7ef05dfba1e48 0473f08a6efc15658e4bf43d0658cb05

Con estos resultados, los científicos consideran ahora que esta zona del cerebro podría tener un papel importante no solo en el reconocimiento de lugares, sino en su visualización, de modo que una alteración en estos grupos de neuronas puede causar que el sujeto crea estar ante personas y lugares que en realidad solo está recreando su mente.

9ea49b31039fa7406150179532334012 f33605c69d6307afd736de6f8354c544

Referencia: Seeing Scenes: Topographic Visual Hallucinations Evoked by Direct Electrical Stimulation of the Parahippocampal Place Area (The Journal of Neuroscience)

Fuente que utilizo:  http://es.noticias.yahoo.com

Anuncios

watsuweb3 untitled TAC_craneo_ECV

Investigadores españoles hallan un centenar de genes que podrían explicar por qué los pacientes de alzhéimer, párkinson y esquizofrenia sufren menos tumores. El avance podría acercar nuevos tratamientos contra estas patologías

Remedios-para-la-hipotension-6 Remedios-para-la-hipotension-4 Remedios-para-la-hipotension-1

La neuróloga estadounidense Catherine Roe no esconde su “emoción” tras conocer los resultados de una investigación en la que no ha tenido nada que ver. “Este es el tipo de ciencia que nos llevará a grandes avances en el tratamiento de las enfermedades”, proclama. Roe fue una de las primeras personas en darse cuenta de que los pacientes con alzhéimer sufrían menos casos de cáncer. Hoy se sabe que esta demencia, que afecta a unos 45 millones de personas en todo el mundo, puede reducir hasta un 50% el riesgo de sufrir un tumor. Y otras enfermedades que golpean al cerebro, como el párkinson y la esquizofrenia, también representan un escudo contra el cáncer.

Mascarilla-de-papaya-para-eliminar-las-pecas-1 gla_ canada final_potasio

La comunidad científica lleva más de una década intentando averiguar por qué ocurre este fenómeno. Comprenderlo podría conducir a futuros tratamientos contra estas enfermedades. Y Roe acaba de leer una presunta solución al enigma. La posible respuesta la presenta hoy el biólogo Alfonso Valencia, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), en Madrid. Su equipo ha cruzado los datos genéticos de 1.700 personas procedentes de más de 30 estudios sobre tres tipos de cáncer (de colon, pulmón y próstata) y tres enfermedades del sistema nervioso central: alzhéimer, párkinson y esquizofrenia. El resultado es la salida a la luz de un centenar de genes que podría explicar por qué estos trastornos neurodegenerativos protegen frente al cáncer.

FIG2 decodificar-imagenes-cerebro c4defb078cf9136c3e77e4e1d4bd575f

El estudio, que se publica en la revista especializada PLOS Genetics, ha hallado 74 genes que presentaban una menor actividad en los pacientes con alzhéimer, párkinson y esquizofrenia, pero estaban más activados en las personas con cáncer. Y en otros 19 genes analizados ocurría lo contrario.

“Es la primera evidencia sobre la posible base molecular de esta relación entre el cáncer y estas enfermedades”, asegura Valencia, experto en biocomputación. El biólogo, sin embargo, es cauto. Pese a la importancia del hallazgo, admite que de momento es sólo “una correlación”, que no certifica que los genes estén implicados. Para ello serán necesarias más investigaciones en cultivos celulares, ratones y humanos. “Pensamos que una cosa está relacionada con la otra, pero todavía no tenemos la prueba”, puntualiza.

91739546_0 134151744 Alfonso-Valencia

El biólogo Alfonso Valencia, del CNIO

Antidepresivo y anticáncer

Valencia explica otro frente de su investigación. Su estudio muestra que las personas con esquizofrenia, por ejemplo, tienen menos activados una serie de genes relacionados con el cáncer. “Pero no sabemos si esa bajada de expresión de los genes se debe a la esquizofrenia o a los medicamentos que llevan años tomando contra la esquizofrenia”, detalla. “Ahora estamos viendo que hay fármacos antidepresivos que se pueden utilizar como medicamentos contra el cáncer”, señala.

brain_could_become_your_password_zdxex bc85a6ea1df7e83f9702d7b69c93583b am_227888_3242706_20509

«Este estudio sugiere muchas áreas de investigación sobre las causas del cáncer y del alzhéimer que no han sido consideradas en el pasado»


Catherine Roe Neuróloga de la Universidad Washington

También ocurre a la inversa. Un fármaco que se emplea contra el cáncer de piel, el bexaroteno, se ha mostrado eficaz para el tratamiento del alzhéimer en ratones.

“Aunque otros científicos han investigado antes unos pocos genes, este es el primer estudio que examina miles de genes para ver cuáles podrían estar relacionados con el cáncer y la enfermedad de Alzheimer”, aplaude Roe, profesora de Neurología en la Universidad Washington en San Luis (EEUU). “En general, creo que este estudio sugiere muchas áreas de investigación sobre las causas del cáncer y del alzhéimer que no han sido consideradas en el pasado”.

764537f69fdb9e1a012db223d177e7d3 87666e262f65a5f7482806aa746741eb

Juan Luis García, del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, también recibe con entusiasmo los resultados del nuevo estudio. “Tiene una relevancia importantísima, aunque habrá que confirmar que estos genes se sobreexpresan en muestras de tumores y en pacientes. Es un trabajo que va a tener mucha repercusión”, opina.

2dd355356a7ebeeb8781a263a0af9ba5

En julio de 2013, un estudio en más de un millón de personas del norte de Italia mostró que el riesgo de cáncer se reducía a la mitad en los enfermos de alzhéimer y, a su vez, el riesgo de sufrir esta demencia bajaba un 35% en las personas con cáncer. El primer firmante del estudio era el epidemiólogo Massimo Mussico, del Centro Nacional de Investigación de Italia. Ahora, el científico italiano resalta el carácter pionero del nuevo trabajo. “Este es el primer estudio que aborda de manera sistemática la cuestión de las posibles bases genéticas de la relación inversa entre el cáncer y las enfermedades del sistema nervioso central”, celebra.

 

Más noticias de Materia:

El elemento químico más raro del planeta se postula para vencer al cáncer Otras noticias de “cáncer”

Fuente que utilizo:

http://es.noticias.yahoo.com

Nuestro cerebro continua activo durante el sueño

Si haces caso de los consejos médicos de dormir entre 6 y 8 horas, resulta que pasarás aproximadamente un tercio de toda tu vida durmiendo. Ahora bien, qué hace tu cerebro durante ese tiempo representa una cuestión que ha intrigado al ser humano desde hace siglos. Desde la concepción profética o adivinatoria atribuida al sueño en la Grecia clásica hasta las interpretaciones de deseos y pulsiones ocultas de Sigmund Freud, muchos han intentado descubrir, con poco éxito hemos de añadir, a qué se dedica nuestra mente en esas horas de descanso.

Actualmente, y gracias a los fascinantes avances de la neurociencia, empezamos a conocer muchas de las tareas que nuestro encéfalo realiza cuando no estamos conscientes. Las nuevas técnicas de neuroimagen están confirmando algunas de las sospechas e hipótesis que los científicos tenían desde hace un tiempo pero además nos están revelando numerosas funciones cerebrales desconocidas hasta ahora.

[Relacionado: Nuestro cerebro produce su propia versión del “Valium”]

Por ejemplo multitud de estudios han concluido que nuestro cerebro utiliza las horas de sueño para almacenar y consolidar en el hipocampo recuerdos adquiridos durante el día, reforzando así la memoria a largo plazo. Experimentos de memoria realizados con sujetos que habían dormido frente a otros que no lo habían hecho, daban como resultado recuerdos más precisos del primer grupo.

Incluso si el periodo de sueño es muy corto (la tan tradicional siesta) los resultados son notables como pudo comprobar un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard quienes estudiaron la memoria de los participantes después de tan solo 45 minutos de sueño.

Hace tan solo unos meses, en octubre del año pasado, la prestigiosa revista Science publicaba los estudios realizados por un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Rochester en Nueva York y que desvelaban una de las funciones más importantes del sueño descubiertas hasta ahora. La doctora Maiken Nedergaard, autora principal del artículo, nos desvelaba que nuestro cerebro utiliza las horas de sueño para deshacerse de los residuos acumulados durante el día. Al igual que en casa sacamos la basura por la noche, nuestro cerebro también aprovecha este periodo para eliminar tóxicos, evacuándolos mediante el sistema circulatorio que los conduce al hígado para su degradación final.

Mientras dormimos el cerebro realiza importantes funciones

Pero hay una cuestión, la que encabeza este artículo, que siempre me ha intrigado: ¿puede nuestro cerebro generar recuerdos nuevos durante ese periodo de sueño? En otras palabras, ¿podemos aprender cosas nuevas mientras dormimos?

La experiencia y la historia nos cuentan numerosos casos de grandes ideas surgidas durante el sueño. Docenas de anécdotas de grandes inventos o teorías que “aparecieron” en la cabeza del protagonista mientras dormía y que, al despertar, le hizo soltar el célebre “¡Eureka, lo tengo!”

Me preguntaba qué tenía que decir la moderna neurociencia sobre este tema y resulta que existen multitud de estudios y experimentos publicados contestando afirmativamente a la pregunta del título: Sí, nuestro cerebro puede aprender cosas nuevas mientras duerme.

[Te gustará: ¿Escuchar a Mozart nos hace más inteligentes? ]

No me refiero, por supuesto, a aprender un idioma desconocido, como habréis visto en alguna película futurista en la que ponían unos auriculares a unos niños y se levantaban hablando alemán. Esto no es posible. Pero sí es cierto que durante la noche, nuestro cerebro realiza nuevas conexiones entre recuerdos y conocimientos, estableciendo sinapsis que dan lugar a ideas y conceptos que no teníamos antes de acostarnos.

Actividad cerebral medida mediante fMRI durante el sueño

Existen muchos experimentos sobre el tema, incluyendo algunos estudios que utilizan técnicas de neuroimagen (fMRI) pero me voy a quedar con uno, realizado por el Instituto Weizmann en Israel que me ha parecido especialmente brillante y original.

La investigación fue publicada en Nature Neuroscience y, para no despertar a los sujetos del experimento, utilizó olores durante el sueño de las personas estudiadas para comprobar si al despertar podían recordarlos.

Anat Arzi, responsable del estudio, explicaba a Scienceblogs que el uso de olores es muy útil para este tipo de investigaciones puesto que no despiertan al sujeto y su efecto es fácilmente medible mediante varios elementos. Por ejemplo, la respiración: Cuando nos encontramos ante un olor desagradable nuestra respiración es más corta y rápida, mientras que cuando nos gusta un olor respiramos más profundamente.

Así pues los investigadores pudieron medir el volumen de aire inspirado por los sujetos de estudio cuando dormían mientras les exponían a diferentes tipos de olores, algunos agradables y otros nauseabundos. Además a cada olor se le asignaba un tono de sonido para poder comprobar su respuesta cuando despertasen.

Resulta que, una vez despiertos, los científicos volvieron a emitir los tonos de sonido que habían asociado a los olores mientras dormían y resulta que la respiración de los sujetos era mayor cuando oían los sonidos asociados a olores agradables y era mucho más corta cuando escuchaban los sonidos correspondientes a los malos olores.

Su cerebro, mientras dormían, había aprendido algo nuevo y asociaba un determinado tono a un olor… un conocimiento que no tenían antes de acostarse. Curioso, ¿verdad?

[Si te interesan los temas de neurociencia y tecnología puedes visitar el artículo que dedicamos a ellas en… “¿Afectan las nuevas tecnologías a nuestro cerebro?”]

Referencias científicas y más información:

Anat Arzi, Limor Shedlesky, et al “Humans can learn new information during sleep” Nature Neuroscience Volume: 15, Pages: 1460–1465 (2012) DOI: doi:10.1038/nn.3193

Maiken Nedergaard et al. “Sleep Drives Metabolite Clearance from the Adult Brain” Science 18 October 2013: Vol. 342 no. 6156 pp. 373-377 DOI: 0.1126/science.1241224

Jonathan Silver “Taking Out the Garbage During Sleep, and Alzheimer Pathology” JAMA Neurol 2013 Lim ASP et al. NEJM Journal Watch

Molly Docherty “Sleep your way to greater knowledge” New Scientist (2012)

FUENTE:

http://es.noticias.yahoo.com

 

cuba-estrella-de-mar

En junio de 2013, la camerógrafa submarinaLaura James realizó una inmersión en las aguas cercanas a su casa en Seattle (noroeste del estado de Washington), cuando descubrió que las poblaciones de estrellas de mar de esta zona del Pacífico estaban sufriendo una extraña epidemia que las llevaba a desmembrarse “como zombies” y a morir en grandes números. “Había cuerpos por todas partes, es como su alguien les hubiera disparado con un arma láser y estas se hubieran evaporado”. ¿Qué estaba sucediendo?

estrella-de-mar-en-la-costa-de-arrecife estrellas-de-mar Estrellas de mar (10) estrella-mar-chocolate-protoreaster-nodosus

[RelacionadoUn tiburón que se hincha y cientos de nuevas especies en Filipinas]

Como si se tratara de un “The walking dead” submarino, las estrellas mostaban síntomas muy extraños. Primero sus cuerpos se llenaban de heridas superficiales, luego sus extremidades comenzaban a retorcerse, y finalmente sus brazos comenzaban a moverse en sentido contrario al de su centro principal, desmembrando a la estrella. Pocas horas después la estrella moría, y lo mismo sucedía con sus brazos seccionados, que no podían por tanto llevar a cabo el truco de la regeneración.

Por lo que puedo leer, la enfermedad a la que los investigadores llaman “síndrome debilitante de la estrella de mar“, comenzó en junio del año pasado y está diezmando las poblaciones ya que el índice de mortandad alcanza el 95%. En muchas áreas de la costa oeste estadounidense, las estrellas de mar simplemente han perecido en masa.

Podría parecer que la estrella de mar no es una parte fundamental de la cadena trófica, sin embargo hay que decir que sus larvas engrosan esa masa de minúsculos organismos llamados plancton que están en la base de la cadena. Por si fuera poco, estos equinodermos juegan un papel fundamental como depredadores en el control de algunos moluscos como los mejillones, las lapas y los caracoles de mar, por lo que la ausencia de las estrellas de mar podría provocar un aumento considerable en las poblaciones de estas criaturas.

[Podría interesarteEl miedo a la muerte juega en contra de la aceptación de la evolución]

Por lo que puedo leer en HNGN las dos especies más afectadas parecen ser la Pisaster ochraceus(estrella púrpura) y la Pycnopodia helianthoides (estrella girasol), siendo esta última la mayor estrella de mar del mundo.

De momento no hay muchas explicaciones sobre el patógeno que está acabando con las estrellas de mar, aunque se sabe que actúa debilitando el sistema inmune de estos equinodermos, lo cual las deja a merced de infecciones secundarias. ¿Cómo llegó ese patógeno a las aguas del pacífico estadounidense? Solo se puede especular, pero teniendo en cuenta que las muertes son mucho más comunes en las zonas por las que transitan las buques que recorren las grandes rutas marítimascomerciales internacionales, el enemigo puedo llegar en los tanques de lastre de cualquier barco.

Otra posible explicación podría venir del cambio climático, ya que estos animales prefieren las aguas frías. Tal vez alguna bacteria de aguas más cálidas haya podido ahora colonizar zonas que antes no soportaba.

Científicos y oceanógrafos de varios organismos y universidades norteamericanas, han recopilado ya ejemplares de las costas pacíficas que van de California a Alaska, pasando por Canadá. Esperemos que muy pronto tengan una respuesta para este misterio.

estrella_de_mar-1024x768-21979 estre4 EDD2FCE23

[Relacionado5 increíbles características del pez que está revolucionando la medicina]

Me enteré leyendo Outside online.

FUENTE QUE UTILIZO:

http://es.noticias.yahoo.com

 

circulos-baltico-644x362-e1391449188573-730x350

En uno de los lugares más bellos del mar Báltico danés, llamado simplemente los acantilados blancos de la Isla Møn, un turista hizo un “misterioso” descubrimiento en 2008. Allí, sobre las aguas poco profundas, aparecíanvarios círculos perfectos, algunos tan grandes como pistas de tenis. ¿Nos visitaban los OVNIs? ¿Eran restos de la Atlántida perdida? ¿Eran aquellos aros la obra de sirenas aburridas? Los amantes del misterio estaban de enhorabuena. En 2011 los círculos volvieron, y esta vez los científicos pudieron estudiarlos a fondo. Ahora, acabamos de saber el origen del misterio.

Las-algas-no-son-toxicas-para-el-ser-humanoPlaya-de-Qingdao-cubierta-de-algas

[Relacionado¿Tienes un corro de hadas en tu jardín?]

Los biólogos que estudiaron los círculos concluyeron que estaban formados por plantas acuáticas (no confundir con algas) de la especie Zostera marina. Pero lo extraño, es que estas hierbas que crecen en estuarios, marismas y bajíos próximos a la costa con profundidades máximas de 20 metros, suelen hacerlo formando praderas y nunca en círculos. ¿Cómo era posible entonces esas formas redondeadas?

Un equipo entre los que se incluye a Marianne Holmer de la Universidad del Sur de Dinamarca, y aJens Borum de la Universidad de Copenhague, acaba de dar una explicación: “No tiene nada que ver con cráteres de bombas, ni con huellas de aterrizaje de extraterrestres. Tampoco es culpa de las hadas, a quien antiguamente se hacía responsable de fenómenos similares en tierra, como los anillos de hadas“.

[Podría interesarteLa mayor invasión de algas de la historia de China]

Zosteras marinas creciendo en los bajíos cercanos a la costa en foma de círculo. Crédito: Ole PedersenEl borde de los círculos, algunos de los cuales miden 15 metros de diámetro, está formado pormanojos verdes de zosteras, y en su interior apenas se ven estas plantas. La explicación está en el fango que se acumula entre ellas y que contiene una sustancia tóxica para las plantas: el sulfuro.

Este sulfuro se forma cuando los nutrientes de las escorrentías de la agricultura provocan un florecimiento de las bacterias. Al igual que las hojas de los árboles atrapan polvo y otras sustancias en la tierra, los tallos de las zosteras atrapan el sulfuro e impiden que se lo lleve la corriente.

misterio-mar-japon

e66db95e22143e9eebbef35f4f82da9db0efe38910ccbf3db6b2a3820db01554 b0c6a006845f5a1f7ae8c88c29ed650a 2d258dec3ca4f947b55665fe39ad8591

circulo-hadas2circulo-hadas1

Las zosteras se extienden de forma radial y el sulfuro resulta tóxico para las plantas viejas o muy jóvenes, de manera que pasado un tiempo, las primeras colonizadoras mueren dejando el centro vacío y contaminado, mientras que las adultas que han crecido a su alrededor formando un anillo, tienen un poco más de tiempo para extenderse hacia afuera antes de volver a atrapar más sulfuro del que pueden soportar.

Fin del misterio sin necesidad de recurrir a la fantasía. ¡Menudo disgusto se van a llevar los amantes de las conspiraciones!

[RelacionadoDesvelado el misterio del objeto submarino en el Mar Báltico]

circulo-hadas4circulo-hadas3El-fondo-marino-escaneado-con-tecnologia-sonar

El artículo sobre esta investigación se ha publicado en la revista Marine Biology.

Me enteré leyendo la nota de prensa publicada por la Universidad del Sur de Dinamarca yScienceshot.

f50094b090031d1004729191028a2cfa 8d93c85790ea927c457f1d3e261686d6 8c40ac3818b03bc2a27d2f261b820b00 5dba7ac854d8129ae119d6a1d9b9aa18

Fuente que utilizo:

http://es.noticias.yahoo.com

esqueleto-1024x679 ojos-azules

La recuperación del genoma completo de un cazador prehistórico ayuda a entender los cambios genéticos que sufrió la especie humana al adoptar la agricultura

El poeta Gustavo Adolfo Bécquer podría haber mirado a la cara de un cazador europeo de hace 7.000 años y recitarle aquello de “¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas? Poesía… eres tú”. El análisis del ADN de un diente de un hombre treintañero que vivió hace siete milenios en las montañas españolas sugiere que tenía piel oscura y ojos azules, un aspecto que “ya no existe en Europa”, según recalca el investigador Carles Lalueza-Fox, que ha dirigido el estudio. Es el primer genoma completo que se recupera de un cazador-recolector europeo y su análisis puede ayudar a entender los cambios genéticos que sufrió la especie humana al adoptar la agricultura y la ganadería como modo de vida.

Aquel hombre que miró al mundo con ojos azules ha sido bautizado con asepsia científica La Braña 1, por el yacimiento en el que fueron encontrados sus restos en 2006, una fría cueva situada en el municipio leonés de Valdelugueros. La Braña 1 vivió en una época previa a la revolución cultural del Neolítico, que trajo una dieta rica en cereales y leche, además de suponer la llegada de nuevas enfermedades procedentes de los animales domesticados. La Braña 1 era intolerante a la lactosa de la leche y digería mal el almidón de los cereales.

“No podemos saber el tono exacto, pero tenía la piel más oscura que todos los europeos actuales”, sostiene Lalueza-Fox, refiriéndose a europeos desde el punto de vista genético. “Los datos que tenemos indican que en aquella época eran muy pocos y muy uniformes genéticamente, así que es posible que en Europa fueron todos bastante parecidos”, opina el investigador, del CSIC, dibujando un continente lleno de cazadores de ojos azules y piel oscura. “La mutación de la piel clara pudo entrar en Europa procedente de Próximo Oriente más tarde, en el Neolítico”, hipotetiza.

Los autores del estudio, que se publica hoy en la revista Nature, creen que, pese a la enorme distancia, aquel cazador de ojos azules tenía un ancestro común con los pobladores de Mal’ta, un yacimiento cercano al lago Baikal, en Siberia, en el que se han encontrado estatuillas talladas en marfil de mamut hace más de 20.000 años.

Un científico que se pierde en su edificio

Lalueza-Fox ha dirigido el estudio junto a Eske Willerslev, de la Universidad de Copenhague (Dinamarca). En su reciente libro Palabras en el tiempo (editorial Crítica), el investigador español contaba hilarantes anécdotas de su trabajo con Willerslev, que nada tienen que ver con la asepsia científica de, por ejemplo, el nombre de La Braña 1. “Eske es un científico joven. Es, también, apasionado y desordenado en extremo (durante bastante tiempo solía perderse en su propio edificio y necesitaba salir a la calle para volver a entrar por la puerta principal y de esta manera encontrar su despacho). Eske es incapaz de recordar en qué piso de un hotel se aloja, el número de la habitación, la calle donde se encuentra el hotel y el nombre mismo de éste”, arranca Lalueza-Fox sobre el investigador danés, autor de una veintena de publicaciones en las revistas científicas Science yNature.

“Además, Eske desafía todos los convencionalismos académicos; es capaz de escuchar un seminario en la universidad tumbado en el suelo, pasarse una noche en vela trabajando en el laboratorio para terminar un experimento o beber una copa de más en la cena más formal de su departamento. Y como su mujer no le permite trabajar los fines de semana, no es raro que llame a sus colaboradores los domingos, escondido en el lavabo de su casa”, continúa el científico español en Palabras en el tiempo, un libro sobre las peripecias de los investigadores que participaron en la recuperación del genoma de los neandertales.

Willerslev, cuenta Lalueza-Fox, vive en un piso “plagado de escopetas de gran calibre”, recuerdo de sus expediciones a Siberia, Alaska y Groenlandia en busca de mamuts. En uno de esos viajes, uno de sus colaboradores “vio a Eske llegar corriendo al campamento seguido de cerca por un enorme oso pardo lanzado al galope”. En otro viaje a Siberia, “estuvo a punto de morir congelado, incapaz de encontrar el campamento al caer la noche”.

FUENTE QUE UTILIZO:

http://es.noticias.yahoo.com

 

Más noticias de Materia:

El neandertal nos diría que Dios no existe
Otras noticias de “genética”

[FOTOGALERÍA: Nueve verdades que aprendimos en la escuela y son falsas]

Nueve verdades que aprendimos en la escuela y son …

Nadie pone en duda que el conocimiento está en constante evolución. Perotodos repetimos como letanías ciertas verdades que nos dieron por ciertas en nuestra infanciay, o bien creímos que eran axiomas inmutables, o bien no nos tomamos el tiempo necesario para confirmar o refutar.Business Insiderha recopilado nueve ejemplos en los que a buenseguro te vas a ver reflejado y que tienes que actualizar cuanto antes, para que ese amigo tuyo tan listo, que en todos los grupos hay al menos uno, te deje en mal lugar ante los demás.

Relacionado:Un alien se cuela entre las gárgolas de una abadía escocesa/Fotos surrealistas sin Photoshop

1 – 5 / 9
El diamante es el mineral más duro que existeDesde 2009 conocemos dos sustancias más duras que el diamante: el nitruro bórico de wurtzita y la lonsdaleíta, según la revista ‘Scientific American’. La …más  

El doctor Duchenne de Boulogne fue el primero en experimentar con la estimulación eléctrica

Si hay algo que permite modificar un recuerdo es que introduzcamos un elemento nuevo mientras la persona lo rememora. Este proceso, conocido como “reconsolidación” de la memoria, permite introducir recuerdos falsos e incluso borrarlos. Durante mucho tiempo, los científicos han llevado a cabo estas pruebas con ratones y han comprobado que se puede modificar o borrar un recuerdo mediante una sustancia química o aplicando, por ejemplo, corrientes eléctricas en el cerebro de los roedores. El equipo de la neurocientífica Marijn Kroes en la Universidad de Radboud en Nijmegen ha demostrado que borrar recuerdos con electroshock también funciona en humanos.

Aunque parezca una barbaridad, la terapia con descargas eléctricas se aplica ya en algunos casos de depresión extrema, como última alternativa para que el paciente mejore, con una combinación de anestesia y relajantes musculares. En el caso de Kroes, tal y como explican en Nature, seleccionó a 42 sujetos a los que ya se les aplicaba esta terapia y les sometió a una doble sesión para su experimento. En la primera, les mostraron dos historias impactantes mediante diapositivas: una sobre un accidente de coche y la otra sobre una agresión física a una persona. A continuación les pidió que recordaran una de las dos historias y justo en ese momento, cuando la memoria es más vulnerable, les aplicó una descarga eléctrica.

[Te puede interesar: ¿Una prótesis para mejorar la memoria? Cada vez está más cerca]

Al día siguiente, cuando se les pedía que recordaran las dos historias, los pacientes recordaban significativamente peor la historia con la que habían recibido una descarga. La otra historia, en cambio, la recordaban perfectamente. Un dato curioso es que en el día de la primera sesión, se les hizo el mismo test 90 minutos después de la descarga y no hubo diferenciasen el recuerdo de ambas escenas. Esto sugiere, según los investigadores, que la terapia no causa una pérdida repentina del recuerdo, sino que afecta al proceso posterior de consolidación en el cerebro.

[Te puede interesar: Llega la policía de la mente]

Los científicos esperan que estas técnicas puedan aplicarse para casos en los que se produce unestrés post-traumático y las personas no consiguen rehacer su vida. Mediante una de estas terapias se podría borrar o atenuar el recuerdo aterrador y el paciente podría superar de alguna manera el problema. También podría ofrecer una alternativa menos invasiva que la cirugía par casos extremos de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

FUENTE QUE UTILIZO:

http://es.noticias.yahoo.com

 

Cuando el arte se inspira en como ve el cerebro

La artista neoyorquinaDevorah Spencercrea arte pixelado manualmente. Se tratan de bellas abstracciones que a simple vista nos resultan familiares, pero que no se pueden observar bien hasta que no lo hacemos a través de unos “prismáticos invertidos”que nos permiten contemplar la obra en su totalidad.
Para añadir complejidad al asunto, el material con el que reproduce las obras soncarretes de hilo de coloreso limpiadores de tuberías, con los que consigue los sorprendentes efectos que se ven en las imágenes.Artista convierte un basurero en su casa/La naturaleza en imágenes: las mejores fotos

1 – 5 / 20
En el museo de Arte de Brooklyn, la obra “Tras la Última Cena”, una representación del mítico cuadro de Leonardo Da Vinci. (© Devorah Sperber)

Referencia: Zapping the brain can help to spot-clean nasty memories (Nature news)